Tipos y pasos para crear proyectos

clasificacion de proyectosCada autor tiene una idea a la hora de clasificar los tipos de proyectos, generalmente en función de las tendencias por determinados conceptos. Hace unos días leí un artículo de Janneth Thompson en el que realizaba una clasificación con la que estoy de acuerdo.

Diferencia los proyectos desde tres ángulos de visión, desde el tipo de bienes o servicios que genera el proyecto, según los sectores productivos implicados en el desarrollo del proyecto y según los criterios de evaluación que se sigan en los proyectos.En el primer grupo hace una distinción entre los proyectos que producen bienes de consumo finales, tales como los alimentos y las bebidas; los que van orientados a la producción de bienes de capital y que incrementan la capacidad del trabajo humano, tales como los vehículos; y los proyectos destinados a la producción de bienes intermedios con los que generar otro producto final, como el hilo para crear ropa o el acero para fabricar maquinaria.

** EBOOK GRATUITO: Cómo Realizar Un Proyecto En 5 Pasos. Garantizado!.

Haz clic AQUÍ y Descárgalo AHORA

El segundo grupo engloba a los proyectos desarrollados en los distintos sectores de la producción, primarios (tanto proyectos con animales como con vegetales), secundarios (proyectos orientados a distintas industrias de manufacturación y prestación de servicios a la comunidad), terciarios (proyectos con infraestructura económica que implican un consumo de energía, de transporte o de comunicaciones y los orientados a los servicios de carácter personal, material o técnico). Además, en este apartado tendrían cabida los proyectos incluidos en dos sectores productivos de reciente consideración, el cuaternario o de información, donde estarían todos los proyectos relacionados con el valor intangible de la información y que abarca desde la gestión hasta la distribución de esta información. E incluso los proyectos del sector quinario del que hablan algunos autores, relacionado con las actividades culturales, educativas, artísticas y de entretenimiento.

El último grupo se crea en función del punto de vista evaluativo de los proyectos y los clasifica en proyectos que producen bienes específicos (orientados a productos de consumo unipersonal), los que producen bienes públicos (que pueden ser consumidos por más de una persona) y los semi-públicos (generan servicios que pueden ser desarrollados por el sector público y por el privado, como la educación).

Este conocimiento es muy importante a la hora de situar nuestro proyecto, pero lo realmente relevante es conocer el nicho en el que vamos a desarrollar el proyecto.

Cuando me han consultado para preparar un proyecto con el que expandir en la red un negocio, el producto ya estaba. La idea de llevar el producto local, el de la tienda, a la red solo es factible para determinadas empresas……grandes empresas, que ya son conocidas y que han generado confianza en sus productos.

El planteamiento para desarrollar un proyecto para la red debe de ser distinto, con puntos de partida diferentes. A lo largo de numerosos artículos he insistido en la necesidad de realizar un estudio preliminar de diagnóstico de la necesidad o problema a resolver con el proyecto, ese es el punto de partida. Detectar la necesidad, conocer nuestra oportunidad para desarrollar nuestras habilidades y dar forma al proyecto…..el producto es el último paso.

Me gustaría saber qué piensa de este artículo, déjeme su comentario con dudas, críticas constructivas o sugerencias, si te parece interesante el último planteamiento lo podemos desarrollar con tus aportaciones.

Gracias…….